bienestar

All posts tagged bienestar

Hace unos días me llegó un pedido a casa desde Inglaterra, se trata de un nuevo juego de bielas y platos.

image

Los platos son 34-50 dientes, lo más común en un bicicleta de carreras, las bielas son de 175mm.

Estos nuevos componentes han sustituido hoy al triple plato 30-39-50 con bielas de 170mm. que montaba de fábrica mi bicicleta.

Así estaba antes:

image

Y así han quedado hoy con los nuevos componente:

image

El por qué del cambio

Allá por el año 1997 compré una maravillosa Zeus, aquella bicicleta montaba bielas de más de 170mm, no puedo asegurar si se trataba de 172,5mm o 175mm (medidas estandar), lo sé porque desde que tengo mi bicicleta actual (que ha cumplido 2 años) noto que las bielas son más cortas.

Después de investigar, he descubierto que hay bastante controversia con respecto a una adecuada longitud de bielas y longitud de piernas o estatura del ciclista, llegando a la conclusión de que la decisión más acertada es con la que el ciclista se sienta más cómodo. Comentarios de mis compañeros de grupo me hacen llegar a la misma conclusión.

Hay varias cosas que están muy claras y la ciencia y medicina nos confirma:

  1. Una longitud mayor de bielas hace una mayor fuerza de palanca en el pedaleo.
  2. Una mayor longitud de palanca nos hará hacer un movimiento más amplio de la pierna, esto contrarresta una cadencia más rápida de pedaleo (velocidad de cada vuelta completa).
  3. Se debe buscar el equilibrio en el que la longitud de biela sea tal que no sea demasiado corto como para sentir un movimiento reducido (lo que a mi me pasa) ni demasiado largo como para que la amplitud de movimiento de la pierna en el pedaleo nos haga reducir demasiado la velocidad de cadencia. El objetivo es encontrar la mayor potencia transmitida a la cadena que moverá la rueda.

Espero dejar de sentir que llevo un limitado movimiento de piernas y que se note sobre todo en las subidas a los puertos de montaña.

CUR.

¿Sientes cansancio a todas horas? ¿Te has sentido alguna vez muy irritable después de comer? ¿Haces deporte y aún así no notas resultados en el control de peso? ¿Eres de los que se esfuerzan en comer saludablemente y no notas cambios?

Existe en España un “condimento” en muchos alimentos el cual te puede estar haciendo más daño del que tu crees.

Hace algún tiempo publiqué un post en el cual explicaba de lo perjudiciales que son las grasas trans para nuestro cuerpo:

http://pedaleando.esy.es/index/2013/11/13/razon-de-peso-grasas-3ra-parte/

Da igual si eres deportista o no lo eres, este tipo de grasa te perjudica grabemente.

Yo no tengo titulación médica y quizá este Blog no te interesa o no tiene para ti suficiente rigor profesional.

Por favor visita y lee este enlace:

http://www.que.es/ultimas-noticias/sociedad/201312090800-grasas-trans-plaga-occidente-comer.html?anker_1

En este post voy a desvelar uno de los aspectos que más me acondicionó deportivamente hablando, muchos años para mal (cuando no lo conocía) y poco tiempo para bien, desafortunadamente estuve mucho tiempo sin saberlo.

Ya expliqué en un post anterior (http://mi2doyo.tumblr.com/post/60256456895/por-que-ciclismo) que uno de los factores más importantes que diferencian a un ciclista de largas distancias (o cualquier otro deportista de ultrafondo) de una persona normal, no son precisamente sus fornidas piernas (aunque también es importante), sino el hecho de tener un sistema cardiovascular mucho más desarrollado que cualquier otro deportista de cualquier otra disciplina.

image

Radiografía izquierda: Persona sedentaria.

Radiografía derecha: deportista de ultrafondo (ciclista).

Fuente de la imagen: http://www.fac.org.ar/ – See more at: http://mi2doyo.tumblr.com/post/60256456895/por-que-ciclismo#sthash.xpDuXM6W.dpuf

Te lo puedes creer o podrás pasar de largo esta lectura como si no hubieras leido nada, pero lo cierto es que un ciclista puede llegar a desarrollar un corazón el doble en tamaño y volumén interno que un corazón de una persona normal que no practica ningún tipo de deporte y ¿crees que es solo esto? No, este desarrollo implica tambien un aumento de volumen total de sangre en el cuerpo (sobre todo el plasma sanguineo) ya que no solo el corazón aumenta en volumen sino que también todas las venas y arterias del cuerpo aumentan volumen y caudal, además de esto, también aumenta el número de capilares de venas y arterias en musculatura, pulmones y en el mismo corazón, de manera que el sistema cardiovascular queda tan potenciado como el de una persona que dobla a este individuo en estatura y peso si es que se pudiera comparar.

No es que un ciclista o un Ironman sean super hombres, sino que ellos llegan a sentir y vivir en “sus carnes” algo que no se puede explicar con palabras cuando alcanzan a desarrollar su sistema cardiovascular de esta forma tan sorprendente y real.

¿Como se consigue? Bien, he decidido contarlo aquí hoy, yo no tengo ningún título deportivo ni algo similar, tan solo soy testigo de haber vivido una transformación física que aún continúa evolucionando, así que presta mucha atención (si te interesa), porque esto puede cambiar tu vida deportiva de una forma transcendental (como me está pasando a mi), si después de leerlo sigues sin creerlo, por más que entrenes de otra forma, poco más conseguirás. He tratado de resumir todo lo posible para dejar muy claro como funciona, pero me es necesario explicar algunas cosas para poder entender en toda su amplitud.

Periodo de base: En ciclismo no es la fuerza lo que determina la diferencia sino la resistencia y la primera fase de entrenamiento es esta la que se pretende reforzar y sobre ella podrás especializarte en otras cosas, pero de nada sirve poder subir un puerto de montaña con un desnivel del 20% a 20Km/h si solo vas a poder soportar ese ritmo durante 5 minutos. En cambio, si desarrollas primero la resistencia (y de esto trata este post), la fuerza que luego desarrolles en otros períodos podrás mantenerla sin problemas durante más del doble o el triple de tiempo. Esta es la primicia de entrenamiento en una temporada de cualquier buen atleta de ultrafondo y que ya podrías poner en practica.

Cuando hacemos ejercicio, sentimos que el corazón se nos acelera, por genética humana el máximo ritmo que podemos alcanzar (en una persona adulta) es de 200 pulsaciones por minuto aproximadamente (dependiendo de la edad)¿podemos aumentarla con el entrenamiento? Pues bastante poco se puede hacer, pero en cambio, si que se puede disminuir la frecuencia cardíaca mínima (en adelante llamaré la frecuencia cardíaca como f.c) ¿que es esto de f.c mínima? Es la f.c más lenta en estado de reposo de nuestro cuerpo para mantenerse con vida, se toma registro normalmente al despertar por la mañana en cama y antes de levantarnos, una persona normal la tendrá entre 60 y 80 y un ciclista bien entrenado la tendrá entre 40 y 50, afecta la genética pero no es determinante. ¿Recordáis la era del ciclista Miguel Indurain? Pues tenía 30 aproximadamente en reposo. ¿Para que conseguir bajar la f.c mínima? Un razonamiento lógico es saber que este es el resultado de conseguir desarrollar el sistema cardiovascular y un razonamiento matemático sería pensar que si en estado de reposo estás en 40, tienes por delante una franja de 160 pulsaciones (de 40 hasta 200), en cambio si estas en 60, pasas a tener una franja de esfuerzo más limitada: 140, lo que quiere decir es que cuando llegues a tu máximo otros tendrán todavía una franja extra de 20 para alcanzar su máximo.

¿Quieres desarrollar tu sistema cardiovascular? Atento:

  1. Debes conocer en 1er lugar cual es tu umbral anaeróbico y no sobrepasarlo nunca cuando entrenes. El umbral anaeróbico es la f.c en la que a partir de ella tus musculos comienzan a acumular ácido láctico que no puede diluir a tiempo el riego sanguíneo y sentimos quemazón hasta el punto que puede llegar a bloquear nuestros músculos.
  2. Con tu f.c máxima debes calcular entre que franja debes entrenar, será en torno al 60% o 65% de tu f.c máxima para que se produzcan las adaptaciones cardiovasculares. Una forma rápida y bastante precisa de calcular tu f.c máxima es restar tu edad a 220.
  3. El protagonista en tus entrenamientos será el tiempo que pases haciendo deporte entre el 60% o 65% de ritmo cardíaco, necesitarás un pulsómetro y ajustar alarmas para no estar ni por debajo ni por encima, cuanto más tiempo haciendo deporte de esta forma mejores resultados.
  4. La paciencia será tu mejor aliado, si no la tienes, mejor ni lo intentes porque vas a fracasar. Tendrás muchos motivos para aburrirte o para querer hacer exhibiciones y pocos motivos para dejar que te adelanten hasta los más nóveles.
  5. Este entrenamiento se hace a diario (no te preocupes si fallas algún día, pero no más de 2 o 3 días seguidos) y la máxima cantidad de horas seguidas que puedas y durante un mínimo de 2 meses para obtener algún resultado. El aumento de tiempo de entrenamiento es aconsejable que sea progresivo.
  6. Se puede hacer entrenamiento de fuerza en ginnasio con levantamiento de pesas y de hecho es muy recomendable para formar fibras musculares de calidad.
  7. Y por último más paciencia, ya llegarán tiempos más divertidos, será aproximadamente dos meses antes del objetivo (carrera popular, marcha ciclista, triatlón…) que te has propuesto, pero no antes porque llegarás a la fecha de la gran cita desfallecido.

¿Por qué de esta forma? Tiene una explicación. Cuando hacemos un esfuerzo, el musculo produce más ácido láctico, este ácido láctico se recicla como combustible en forma de lactato, pero el principal encargado de recoger este ácido láctico es el fluido plasmático de la sangre, de manera que si se acumula demasiado ácido láctico en los músculos por sobrecarga de esfuerzo durante el ejercicio, las paredes de las arterias se tornarán más permeables (debido a que cambia el ph) y el plasma abandonará la sangre atravesando las paredes de las venas y arterias, la sangre que queda en los vasos se volverá más espesa en glóbulos rojos, blancos, nutrientes, etc y esto hará que el corazón se sobreesfuerce para mantener la presión sanguínea, así que sobre todo, lo que no nos interesa es que el plasma abandone la sangre atravesando las paredes de los vasos para recoger el ácido láctico que se acumula en la musculatura cuando elevamos la intensidad de esfuerzo, porque precisamente el plasma sanguíneo es el principal y único aliado para conseguir potenciar el sistema cardiovascular general. Si conseguimos ser disciplinados en no sobrepasar jamás el umbral anaeróbico y (mejor aún) entrenar entre el 60% y 65% de ritmo cardíaco calculado sobre la f.c máxima, el plasma sanguíneo tendrá las fugas mínimas dentro de las venas y arterias y habrá presión suficiente para que se formen nuevas venas y arterias, las ya existentes aumentarán su caudal, el corazón aumentará en tamaño y volumen interior y el volumen total de sangre aumentará. Este es el fin que buscamos.

Esta fase de entrenamiento es mejor y se producen mejores resultados cuanto más tiempo le dedicamos, yo he comenzado ya después de haber tomado casi un mes de descanso absoluto (también necesario una vez al año) y no hay peligro de sobreentrenamiento y la puedes extender por largos meses entrenando a diario ya que la recuperación es muy rápida y total en 24 horas, otra cosa distinta es la fatiga psíquica por estar largas horas encima de la bici todos los días.

Me ha sido imposible explicarlo sin introducir otras definiciones necesarias para comprenderlo. Espero haber sido de ayuda a los futuros y potenciales ciclistas o cicloturistas de de élite.

Vuestro amigo CUR.